LA NUEVA ESPECIE DE OFIURAS DESCUBIERTA EN LOS ACANTILADOS DE LA COSTA DE VILLAVICIOSA

Las ofiuras, también llamadas cestas de mar o estrellas frágiles, son unos animales del filo equinodermos (animales invertebrados que habitan los fondos marinos y que poseen un característico cuerpo con una simetría pentarradial como la típica estrella de mar) parientes de los erizos de mar y de las estrellas de mar. Considerado el grupo más evolucionado este filo, el grupo de las ofiuras está formado está formado por unas 2000 especies. Las ofiuras presentan un aspecto muy similar a las estrellas de mar. Se distinguen de estas últimas por el tamaño de sus cinco brazos, más estrechos y largos (ver imagen 1). Suelen tener un tamaño de entre 5 y 60 cm y su esqueleto, tanto el del disco central como el de los brazos, es de carbonato cálcico y está formado por numerosas placas y osículos. Se desplazan ondulando sus flexibles brazos en las aguas de mar abierto, aunque algunas especies toleran el agua salobre temporalmente.

Imagen 1. Comparación entre una ofiura (izquierda) y una estrella de mar (derecha).

Pues bien, como se puede leer en el título de esta publicación, una nueva especie de ofiura (ver imagen 2) ha sido descubierta en los acantilados de Villaviciosa (Asturias) y documentada por el paleontólogo Ben Thuy del Museo de Historia Natural de Luxemburgo y los geólogos del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) José Carlos García-Ramos y Laura Piñuela en un artículo publicado en la revista Swiss Journal of Palaeontology.

Imagen 2. Ofiuras descubiertas en los acantilados de Villaviciosa (Asturias).

La zona en la que fueron encontrados los fósiles pertenece a la denominada costa del Jurásico asturiano o, más coloquialmente, costa de los Dinosaurios. Esta zona se extiende, de forma casi continua, a lo largo de un estrecho tramo de costa entre el Cabo Torres (Gijón) y la playa de Arra (Ribadesella) y está limitada por grandes fallas verticales, la falla de Veriña al oeste y la falla de Ribadesella en el este (ver imagen 3).

Imagen 3. Localización de la costa de los Dinosaurios en Asturias.

En concreto, la nueva especie fue descubierta en fósiles extraídos de los acantilados de Villaviciosa, concretamente muy cerca del pueblo de Santa Mera (ver imagen 4). Es precisamente la localización de los fósiles la que dio nombre a la nueva especie, Arenorbis santameraensis, en homenaje al cercano pueblo.

Imagen 4. Vista general de los acantilados marinos de Santa Mera (Villaviciosa). La flecha indica el tramo muestreado.

El periodo Jurásico pertenece a la era Mesozoica que se inició hace 251 millones de años y finalizó hace 66 millones de años. Esta era comienza con el periodo Triásico que comenzó hace 251 millones de años y acabó hace 201 millones de años. Justo desde tenemos el Jurásico que comenzó hace 201 millones de años y acabó hace 145 millones de años. El mesozoico termina con el cretácico que comenzó hace 145 millones de años y terminó hace 66 millones de años. En particular, los ejemplares asturianos de ofiuras aparecieron en una capa de caliza gris de la Formación Rodiles del Jurásico Inferior (desde unos 201 millones de años hasta hace unos 175 millones de años), con una edad en torno a los 195 millones de años. En esta época Asturias estaba cubierta por un mar de escasa profundidad y las ofiuras se fosilizaron su fondo (ver imagen 5).

Imagen 5. Este mapa muestra la configuración de los continentes durante el Jurásico Temprano, hace unos 191–183 millones de años. En esa época, los continentes empezaban a separarse y el océano Atlántico Norte comenzaba a abrirse, tras la colisión que unió a todos los continentes (Pangea) hace unos 200 millones de años. España estaba entonces cerca de Norteamérica, como lo muestra el punto naranja. El gran océano entre África y Eurasia es el océano de Tetis, que se cerró cuando se abrió el Atlántico.

Estas ofiuras asturianas Arenorbis santameraensis presentan características similares al género Arenorbis, del Triásico Medio (desde 245 hasta 228 millones de años), por lo que se incluyen dentro del mismo. Sin embargo, muestran a su vez algunos rasgos distintivos de la única especie existente, hasta ahora, de este género A. squamosus que permiten asignarlas a una nueva especie.

Se trata de las únicas ofiuras descritas formalmente en el Jurásico de España y pertenecen a un género que hasta este momento estaba restringido exclusivamente al Triásico Medio. Por lo tanto, estos ejemplares asturianos permiten prolongar por primera vez la existencia de este género hasta el Jurásico Inferior.

Referencia de publicación:

Ben Thuy, Laura Piñuela and José Carlos García-Ramos. 2023. A relict Triassic brittle star (Echindoremata, Ophiuroidea) in Lower Jurassic strata of Asturias, north-west Spain. Swiss Journal of Palaeontology. https://doi.org/10.1186/s13358-023-00275-5.

Compartir este post en

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Redes Sociales

Nuevas Noticias

No te pierdas nuestros posts

Suscríbete a nuestra Newsletter

Nada de spam, solo notificaciones de publicación de nuestros científicos.

Categorias